viernes, 27 de febrero de 2015

Nunca abandones tu blog o dejes de escribir en él

Hola mundo! Nuevamente por aquí luego de una larga ausencia que, para serles sincero, no recuerdo muy bien cuando fue la última vez que postié algo nuevo. Hoy quería hablarles sobre esto de perdernos un tiempo o alejarnos de nuestro querido blog, debatir un poco sobre las consecuencias y sobre también por qué no, los mitos que existen al rededor de esto.

Abandonar un blog es condenarlo a la muerte.


Puede resultar un poco drástico el título, y de hecho lo es, pero resulta ser que me he cansado de leer artículos que hacen referencia a esto, diciendo que, si nosotros dejamos abandonado nuestro blog, el mismo puede caer estrepitosamente en los resultados de búsqueda, quedar en el olvido o lo que es peor... morirse.

Creo que todos, inclusive los que escribieron dichos artículos, hablamos en base a nuestra experiencia personal, o al menos eso quisiera creer, y no dudo que a más de uno le habrá pasado eso de tener un blog, aparecer en los resultados de Google y luego de un mes de no meterle contenido el mismo desaparece de los lugares en donde se encontraba.

Yo voy a hablarles de mi experiencia personal y de lo que me encontré ahora luego de haber estado un tiempo alejado del mundillo de la Internet. La verdad es que pensé que al entrar a controlar las estadísticas del blog me iba a encontrar con un panorama desalentador como el que puede ser ver el gráfico de las visitas con un pico descendente, lo que significaría una caída estrepitosa en cuanto a las visitas del blog, sin embargo para mi sorpresa, las visitas de mi blog se han mantenido estable. Es verdad, no han aumentado, pero tampoco han disminuido de forma considerable como para estar hablando de una catástrofe.

El contenido vs el paso del tiempo.


El contenido es el rey, frase por demás desgastada si las hay en cuanto a posicionamiento web y demás, pero que sigue siendo fundamental a la hora de ver los resultados con el paso del tiempo.

Si bien es posible que un blog que tenga muy pocos artículos, digamos entre 5 y 10 quede relegado luego de que el editor del mismo no desee o no pueda seguir actualizándolo, la cosa cambia cuando tenemos un blog en donde hemos tenido la suerte de pegarla con una entrada que es visitada arduamente por los navegantes del Internet.

Para ser más claro. Si tenemos un blog con un par de entradas y decidimos abandonarlo, es muy posible que con el paso del tiempo, el mismo caiga en picada y perdamos todo lo que a posicionamiento se refiere, sobre todo si no poseemos visitas por medio de los navegadores. Sin embargo si tenemos mucho contenido, no importa de que sea, y corremos con la suerte de que una de nuestras entradas siga generando tráfico desde los buscadores, es muy posible que no notemos cambio alguno.

Tener un blog es sinónimo de actualización constante.


Un blog no es otra cosa que una página web dinámica y la que se supone debe ser actualizada con cierta frecuencia. El tiempo que pase entre una entrada y otra es algo que nosotros decidimos, pero tenemos que tratar de mantener esa constante, que, muchas veces se hace muy difícil.

El error que cometemos la mayoría de las personas que decidimos tener un blog, y sabemos algo sobre cómo funcionan las cosas en Internet, es que solemos enfocarnos más en agradarle a los buscadores en vez de a las personas, y nos olvidamos que quizás, haya alguien del otro lado que está esperando por leer novedades nuestras.

Cuando hablo de mantener la constante en la frecuencia de la publicación o la actualización de nuestro blog, me refiero precisamente a esto, a que debemos de tratar de ser rutinarios en cuanto al tiempo que tardamos en publicar contenido nuevo, porque la gente se acostumbra a que lo hagamos. Es decir, si yo me pongo en el plan de postear una entrada nueva todos los lunes, las personas que me leen, en el caso de que la haya, ya saben que los días lunes, van a encontrar en mi blog contenido fresco que a su vez ayuda también a que los buscadores, se acostumbren a que una vez por semana, algo nuevo van a encontrar en nuestro sitio para mandar a sus indices de búsqueda.

Mantener una constante nos beneficia a todos.


Tal como lo indicaba, mantener una rutina, una constante en el tiempo en cuanto a la publicación de contenido en nuestro blog hace que, primero que nada, nos tomemos la cosa como si fuera un trabajo, y por lo tanto, vayamos ganando responsabilidad y dedicación en cuanto a la creación de nuevos contenidos. Por parte de los visitantes, los acostumbramos que cada X cantidad de tiempo, van a encontrar algo nuevo y por último, también los robots de los buscadores, se acostumbran a pasarpor nuestro blog para ver que novedades hay.

Si bien como dije al principio, yo no poseo dicha dedicación dado a que mi blog es más un espacio en el cual escribo cuando a mi se me da la gana y sobre lo que a mi se me da la gana, podría obtener muchos mejores resultados, y a su vez, el crecimiento del mismo, si implementara una rutina de publicación.

Asi que bueno, si alguien estuvo leyendo esto, y quiere comentarme sobre cómo se manejan ustedes en cuanto al tiempo que dejan entre una publicación y otra, pueden hacerlo mediante los comentarios del blog. Como siempre, gracias por leerme y hacer que este tiempo que invierto, no sea en vano.

No hay comentarios :

Publicar un comentario